Paraguay Resiste!

El 23 Junio de 2012 Fernando Lugo fue destituido en un juicio político. El 8 de agosto Federico Franco, vicepresidente de la República, asumió su cargo, desencadenándose una crisis política de carácter internacional. Un año más tarde, Horacio Cartes, empresario investigado por el tráfico de drogas, fue nombrado nuevo presidente de la República del Paraguay. Los partidarios de Fernando Lugo y el  Frente Guasú se manifestaron el día de la destitución frente al Congreso, calificándolo como Golpe de Estado y ruptura del Proceso Democrático Paraguayo. Sin embargo, la represión militar y policial durante las protestas y la censura mediática hundieron en al país en un silencio político.

No obstante, en Encarnación, ciudad natal del presidente Lugo, las organizaciones sociales continuaron las protestas. Los activistas más críticos ya señalaban entonces a Horacio Cartes como el desencadenante de la crisis. En la actualidad, estas organizaciones siguen denunciado los hechos y reclamando justicia para aquellos que más sufrieron durante los acontecimientos. 

Trabajo realizado para la ONG Kuña Roga, Encarnación Agosto 2012.